giovedì 31 gennaio 2013

“Los Gobiernos ya no pueden resolverlo todo” La diplomática anima a innovar y a "no esperar" a que otros hagan las cosas por uno mismo


Daniella Foster (Los Ángeles, California, 1983) se muestra tan entusiasmada con su primera visita a España que ni siquiera parece acusar el jet lag.Esta experta en colaboración público-privada y en emprendimiento social es una figura emergente dentro del Departamento de Estado de EE UU, y ha estado en Madrid para hablar de ambos temas.
Tras echar un rápido vistazo a la carta, accede rápidamente a probar el jamón ibérico. “Ahora entiendo por qué es el orgullo nacional”, dice al atacar el plato, antes de pasar a definir “el nuevo modelo” de cooperación público-privada. “Ya no se trata de que el sector privado financie una infraestructura: eso solo son acuerdos puntuales”. Foster se refiere a algo mucho más “fascinante”, adjetivo que utiliza durante toda la conversación. Habla de la cooperación entre distintos agentes, públicos, privados, ONG, emprendedores… para lograr objetivos comunes. “Las fortalezas de uno suplen las debilidades del otro”.
Para ella, la crisis ha demostrado que los Gobiernos “no lo pueden resolver todo” y que hace falta una nueva forma de hacer las cosas. Acepta que son tiempos difíciles, pero a la vez llenos de oportunidades. Por eso, apuesta por innovar, crear y comerse la cabeza para trabajar de forma “más inteligente”. La colaboración que propone consiste en formar una suerte de “matrimonios” entre agentes con los mismos fines estratégicos. “Ahora, los dos cooperamos para terminar este jamón”, bromea.
La diplomática pide una mentalidad emprendedora en el mundo de la política
Reconoce que son ideas novedosas y que llevará tiempo asimilarlas. Pese a ello, Foster, que ha sido nombrada una de las 99 jóvenes líderes de política exterior más influyentes del mundo por la revista Diplomatic Courier, opina que España está en una posición “única” por historia, cultura e instituciones. “Los elementos para que funcione existen”.
Lo que falta es crear el ecosistema ideal para estas relaciones, y esa es precisamente su obsesión. Promover redes entre agentes para compartir ideas y esfuerzos, y también ayudar a los emprendedores, su otra gran pasión.
Foster casi se olvida del pollo que ha pedido cuando empieza a hablar del emprendimiento social. Esto es, a la hora de abordar una necesidad social, no limitarse a buscar fondos sino tratar de hacerlo de forma sostenible y autosuficiente. “No hay que esperar a que otros hagan las cosas por ti”.
Y para eso ha venido. Para hablar de cómo crear un caldo de cultivo en el que proliferen la cooperación y el emprendimiento. Porque, así como para saltar en paracaídas por primera vez hace falta un monitor, ilustra, para emprender hace falta apoyo. “Esa es la labor de los Gobiernos”, indica Foster, que antes de entrar en la Administración trabajó en distintas empresas y ONG. Quizá por eso, admite que es “importante” que gente externa aporte su experiencia e introduzca “una mentalidad emprendedora en la política”.
Pero, al margen de la actitud gubernamental, Foster emplaza a quien tenga una idea novedosa a no ponerse excusas. Ella misma, cansada de autojustificarse, fundó una ONG para orientar y becar a universitarios de primera generación en EE UU. “Me dije ¿por qué esperar a jubilarme si lo puedo hacer ahora?”, evoca. “Al final, más allá de las redes de apoyo o de la actitud del Gobierno, lo importante es lanzarse”, concluye.
EL PAIS CARLOS LAORDEN 30 ENE 2013 - 19:03 CET: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/30/actualidad/1359569024_098794.html

Nessun commento:

Posta un commento